Responsive image

Sobre el proyecto

Los derechos de las personas con discapacidad, incluido el derecho a la información y la educación sobre la sexualidad, figuran en la "Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad" y han sido ratificados por la Unión Europea y todos los Estados miembros.

Con la expresión abierta sobre la sexualidad y las experiencias sexuales o sensuales positivas, las personas suelen sentirse mejor, tienen una mejor imagen de sí mismas, se vuelven más fuertes emocionalmente y menos vulnerables a la violencia sexual. En algunos casos incluso son capaces de reducir la medicación. Las personas con discapacidad tienen las mismas necesidades y deseos que otras personas, pero a menudo no tienen la posibilidad y la oportunidad de vivir plenamente su sexualidad. Conscientes de esta situación, nuestro proyecto tiene como objetivo mejorar la salud general y el bienestar psicológico de las personas con discapacidad.

La educación es una de las condiciones para la autodeterminación y el empoderamiento y, para crear las condiciones de acceso a la educación sexual, es necesario educar a los profesionales de la salud, los trabajadores sociales, los cuidadores, los educadores de adultos, los padres, así como a las propias personas con discapacidad.

Este proyecto innovador trata de superar barreras y los prejuicios en este sentido. Su objetivo es difundir y promover un nuevo papel, el educador europeo en necesidades especiales de intimidad, que ayude a las personas con discapacidad a mejorar sus necesidades emocionales y sexuales.

Educador de necesidades especiales de intimidad

"Ser discapacitado no debería significar ser excluido de tener acceso a cualquier ámbito de la vida". Emma Thompson

Empieza el curso online